Antiedad

Productos Antiedad

PRODUCTOS ANTIEDAD

Hay dos clases de envejecimiento cutáneo: intrínseco y extrínseco. El primero, también conocido como envejecimiento cronológico, es propio del paso del tiempo y se traduce en la aparición de arrugas finas, además de otras alteraciones funcionales de la piel (aumenta la sequedad cutánea, así como la flacidez, la epidermis es más fina y puede aparecer prurito e incluso telangiectasias).

Mientras, en el caso del envejecimiento extrínseco hablamos de un envejecimiento prematuro causado por muy diversas causas ya tratadas en otros artículos, como los malos hábitos de vida o la polución, aunque la causa principal es la acción de las radiaciones ultravioletas y, por esta razón, habitualmente nos referimos a fotoenvejecimiento. Una piel fotoenvejecida se caracteriza por la aparición de arrugas profundas.

TRATAMIENTO ANTIEDAD

En el tratamiento antiedad se promueve la regeneración de las células, hidratando y devolviendo el colágeno y la elastina a la piel para darle una apariencia lozana y rejuvenecida. Las sustancias contienen: vitaminas, antioxidantes A, E, C y oligoelementos. Estos nutrientes facilitan la formación de colágeno y la disminución de depósitos de melanina.

Los preparados con acción antiedad contienen una o varias sustancias para prevenir la cascada oxidativa:

  1. Fotoprotectores físicos y químicos: Su correcta y sostenida utilización es el primer y primordial paso para prevenir los daños causados por el fotoenvejecimiento.
  2. Compuestos con acción antiinflamatoria: su función es reducir o prevenir la inflamación.
  3. Antioxidantes que actúan como agentes quelantes o antirradicales de las especies reactivas de oxígeno (ERO o ROS)
  4. Ingredientes activos que previenen la degradación de la matriz extracelular y la activación, expresión y actividad de las metaloproteinasas: En este grupo se encuentran los retinoides. Los retinoides (retinaldehído, retinol y ésteres de retinol) y el ácido retinoico actúan sobre las arrugas profundas y finas, así como sobre las lesiones pigmentadas. Los retinoides tópicos estimulan la síntesis de colágeno en pieles fotoenvejecidas, y además presentan la ventaja deser menos irritantes que el ácido retinoico y de ser sus precursores en epidermis
  5. Antioxidantes
  6. Vitaminas antioxidantes A, E, C
  7. Betaglucanos: Todos los betaglucanos son modificadores de la respuesta biológica, excelentes hidratantes y promotores de la cicatrización.
  8. Ácido glicólico: Es conocida su aplicación en peelings para mejorar los procesos de fotoenvejecimiento. Los efectos favorables del activo se deben al incremento en la proliferación celular y a la activación de los fibroblastos.
  9. Ácido Hialurónico: Tiene la capacidad de retener gran cantidad de agua a su alrededor, de esta manera consigue aportar volumen a la dermis por lo que se utiliza como método infalible para los tratamientos antiarrugas.

Los productos antienvejecimiento deben ser formulados por dermatólogo según la clase de piel evitando que produzcan alergia, brotes, teniendo en cuenta la edad, la presencia de manchas y el brillo de la piel.

Cicatrizantes

Qué debo saber sobre la Cicatrización de Piel

El proceso de cicatrización es un proceso reaccional específico de los tejidos, en respuesta a una injuria. El resultado de este proceso y la rapidez con que se produzca, depende de la profundidad de la lesión y de su extensión, por esto es necesario relacionar el tipo de herida, es decir, clasificarla con la forma en que cicatrizará, para así anticipar las características de las etapas del proceso.

En el proceso de cicatrización ocurren una serie de acontecimientos bioquímicos y fisiológicos integrados, altamente dinámicos.

Este mecanismo fisiológico de curación o reparación del tejido, puede tener distintas evoluciones en cada persona dependiendo de diversos factores: genéticos, localización de la herida, profundidad y extensión de la misma. No todas las personas cicatrizan igual, hay quien cicatriza mal y a quien le quedan las cicatrices casi imperceptibles.

Consejos que debe de cumplir el paciente para una buena cicatrización:

1º-. CIGARRILLO. Se hace especial hincapié en la recomendación de dejar de fumar o como mínimo bajar de consumo. Está demostrado que el cigarrillobaja la oxigenación en la sangre y por tanto perjudica la cicatrización.

2º-. HIDRATACION. También es recomendable tener la piel muy bien hidratada, estopermite que los tejidos tengan más flexibilidad en el momento de sanar.

3º-. PROTECCION SOLAR. Se debe proteger bien la cicatriz de los rayos solares. Se recomienda usar protector solar (pantalla total) aunque el día esté nublado o lluvioso.

4º-. MASAJE. El masajear la cicatriz es fundamental para “afinar” los tejidos y que la cicatriz quede plana. Es como si con este masaje se buscase el mismo efecto que se consigue al planchar la ropa. Un masaje constante sobre la cicatriz consigue un efecto planchado sobre la misma. Haciendo que al tacto y a la vista quede lisa, uniforme y plana.

Las complicaciones más frecuentes en la cicatrización son la formación de queloides y de cicatrices hipertróficas.

El dermatólogo te indicara la clase de protector cutáneo que puedes utilizar que ayude a reparar y proteger la herida durante su proceso de cicatrización.

 

Cuerpo

Jabones para Piel Delicada

Ya sean puramente utilitarios o llenos de fragancias y colores, los jabones para las manos y el cuerpo son abundantes y las personas generalmente los eligen basados en su preferencia personal, en lugar de pensar en la salud o en la seguridad. Para las personas que tienen piel sensible o alergia a las hierbas, a los perfumes y a los conservantes, las opciones para elegir el jabón son más limitadas. Pueden experimentar resequedad, prurito e incluso urticaria si usan un producto que contenga ingredientes irritantes. Existen unas opciones de jabones suaves para las personas que tienen tendencia a desarrollar reacciones alérgicas como el enrojecimiento, una erupción o picazón.

Se recomienda el uso de jabones con:

Avena. Los productos de jabón que contengan avena como un ingrediente activo (avena coloidal o avena sativa), además de los ingredientes comunes como las grasas, ayudan a suavizar la piel, tiene propiedades que combaten el prurito y mejoran la resequedad cubriéndote con una capa sedosa. Los jabones de avena son suaves para la piel susceptible a erupciones y se puede usar para las manos o en el baño.

Aceite de oliva. Los jabones de aceite de oliva, particularmente aquellos que tienen una cantidad mínima de conservantes agregados, perfumes o suplementos herbarios, también son suaves y seguros para las personas con alergia. El aceite de oliva es un emoliente (cubre la piel, captura la humedad y evita que las sustancias irritantes penetren en la piel). Alivia y cura la piel irritada con sus propiedades antioxidantes y también la humecta con sus ácidos grasos.

Glicerina. Aunque la glicerina es un subproducto de la grasa de la producción de jabón que se quita para utilizarse en cremas para la piel y otros artículos de limpieza, también se usa para hacer jabón de glicerina. Estas barras son traslúcidas (que quiere decir que puedes ver a través de ellas) y están disponibles en varios colores y fragancias

El jabón de glicerina ayuda a la piel para que absorba la humedad del aire, lo que ocasiona que se vuelva más suave.

Aquellas personas que sufren de trastornos de la piel, como eczema y psoriasis, puede ayudar a aliviar los síntomas lavándose con glicerina.

Fórmula Magistral

¿Qué es una fórmula magistral?

Una fórmula magistral es un medicamento destinado a un paciente en específico, preparado por el farmacéutico, o bajo su dirección, para complementar expresamente una prescripción médica de un dermatólogo detallada de las sustancias medicinales que incluye cantidad, según las normas técnicas y científicas del arte farmacéutico, dispensado en la farmacia y con la debida información al paciente sobre su uso.

La formulación magistral permite:

  • Utilizar principios activos que no se comercializan
  • Modificar las dosis
  • Modificar formas farmacéuticas
  • Reunir en una formula varios principios activos
  • Formular medicamentos para pacientes alérgicos a ciertos excipientes
  • Recetar mayor cantidad del producto
  • Tratamiento individualizado

Utilización en Dermatología:

  1. Acné
  2. Anticelulitis
  3. Antipruriginosos
  4. Corticoides
  5. Dermatitis seborreica
  6. Eccema
  7. Estrías
  8. Foliculitis
  9. Hidratantes
  10. Manchas
  11. Restaurador cutáneo
  12. Onicomicosis
  13. Rosácea
  14. Tratamiento capilar
  15. Queratitis actínica
  16. Uñas frágiles

Hidratación

Cremas Hidratantes

Las cremas hidratantes son un producto cosmético concebido para combatir la sequedad de la piel.

Básicamente, podemos considerar tres grandes grupos de cremas hidratantes:

Humectantes: Se trata de compuestos a base de glicerina, especialmente indicados para pieles grasas que, no olvidemos, también necesitan hidratarse. Su función consiste en llevar el agua hasta las capas superiores de la piel.

Oclusivas: Con su aplicación se pretende evitar o retrasar en lo posible la evaporación del agua.

Otras: Están constituidas por un grupo de compuestos, más activos que los anteriores, y que, en lugar de trabajar con el agua, lo hacen directamente con la piel. Contienen moléculas grasas, que ayudan a mantener las defensas naturales de la piel y evitar la pérdida de humedad.

Elegir crema hidratante con base al tipo de piel, tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Las pieles grasas es importante elegir cremas hidratantes a base de agua, sin aceites, y especiales para pieles mixtas o grasas. Los geles son una gran opción.
  • En los casos de pieles secas, conviene elegir una crema hidratante especial para esta tez, pero cuidando que la misma no haga que la piel luzca demasiado brillante.

Cada parte de nuestro cuerpo tiene una necesidad diferente, por eso al momento de elegir la crema hidratante deberás escogerla con base alas zonas que debes atender:

  • El rostro requiere una crema hidratante facial especial para el día y otra para la noche. Las de día suelen ser mucho más ligeras, con protección solar y con otro tipo de nutrientes que las de noche.
  • Elegir la crema hidratante de cuerpo basándote en tus necesidades y tipo de piel.

Limpiadores

Jabones para Limpieza de Cara

Limpiarse la cara una o dos veces al día es muy importante. Más de dos veces no es recomendable a menos que la piel se vea muy grasa y viva en climas calientes. Si se limpia más de dos veces al día corres el riesgo de:

  1. Si tiene la piel seca, esta se seca aun más con los productos limpiadores
  2. Si tiene la piel grasa las glándulas se estimulan y actúan segregando más aceite, o sea la piel se vuelve más grasosa.

La limpieza nocturna es muy importante, la limpieza matutina es deseable para eliminar los aceites naturales segregados durante la noche pero si su piel es seca o sensitiva puedes usar solo agua.

No todos los jabones funcionan para todos. Si tienes piel propensa al acné, usar un jabón diseñado para piel normal no te ayudará. Por otro lado, los jabones para el acné pueden ser demasiado fuertes para la piel seca y sensible.

La mayor parte de los jabones son alcalinos por lo que tienden a secar a irritar la piel. Es especialmente no recomendable para pieles delicadas, sensitivas, maduras o secas.

INGREDIENTES DAÑINOS

Evita los productos que contienen:

  • Fragancias fuertes. Las fragancias fuertes, normalmente son artificiales y añaden químicos innecesarios. En el pasado eran más comunes. Las fragancias naturales provenientes de plantas si son beneficiosos. Usualmente son aromas más sutiles.
  • Colorantes. Son añadidos a los cosméticos para hacerlos lucir más atractivos.
  • Alcohol. Seca la piel.
  • Aceite mineral. Cubre los poros, es muy usado en cosméticos porque es un ingrediente de bajo precio. Hasta las marcas más exclusivas lo usan.

Maquillaje

Maquillaje

Muchas enfermedades dermatológicas, incluyendo al vitíligo, malformaciones vasculares, acné y cicatrices desfigurantes por cirugía o traumatismos, pueden generar estrés en el paciente dermatológico y causar alteraciones psicológicas como depresión, baja autoestima, deterioro de la calidad de vida. Los cosméticos pueden servir como coadyuvantes durante el tratamiento médico o después de procedimientos quirúrgicos antes de que la curación se haya completado. Consideramos que el maquillaje corrector es una medida terapéutica adyuvante válida y bien tolerada en tratamientos largos.

Pregunta a tu dermatólogo sobre las mejores y más seguras opciones de maquillaje.

Algunas claves del maquillaje:

  • Una piel joven es una piel lozana, lo que se consigue a través de una buena hidratación
  • Usar corrector para pequeñas imperfecciones
  • Para disminuir las ojeras: aplicar una crema hidratante con antioxidantes y vitamina A, C y E en las ojeras para disminuir la inflamación. Es muy importante que esperes a que la crema actúe durante 15 minutos.

Recuerda que a veces el maquillaje afecta la salud de la piel, no sólo en mujeres sino también en aquellos que por su profesión -locutores, cantantes ó actores- requieren de los cosméticos, los principales problemas que pueden presentarse son: reacciones acneiformes, es decir, acné secundario; así como dermatitis por contacto tales como alérgica, irritativa o urticaria.

Escoge maquillaje buena calidad que no tapen los poros y a la menor reacción de la piel suspende su uso.

Pelo y Uñas

Cómo escoger un champú anticaída

La pérdida del cabello se desarrolla gradualmente y puede darse por parches o generalizada (difusa). Uno pierde aproximadamente 100 cabellos de la cabeza cada día. El cuero cabelludo contiene en promedio alrededor de 100,000 cabellos.

Tanto en hombres como en mujeres la pérdida del grosor y cantidad del cabello tienden a presentarse a medida que envejecen. La calvicie por lo regular no es causada por una enfermedad y está relacionada con el envejecimiento, la herencia y cambios en la hormona testosterona.

Consulte con el médico si:

  • Está perdiendo cabello en un patrón atípico.
  • Está perdiendo cabello rápidamente o a temprana edad (por ejemplo, en los años de adolescencia o entre los 20 y los 30 años).
  • Presenta algún tipo de dolor, sensibilidad o picazón con la pérdida de cabello.
  • La piel del cuero cabelludo bajo del área comprometida tiene un aspecto enrojecido, escamoso o anormal en otro sentido.
  • Si es mujer presenta acné, vello facial o irregularidades menstruales.
  • Si es mujer y tiene calvicie de patrón masculino.
  • Tiene parches de calvicie en la barba o las cejas.
  • Ha estado aumentando de peso o tiene debilidad muscular, intolerancia a las bajas temperaturas o fatiga.

Cuando se habla de champús anticaída, probablemente se haga referencia a aquellos que poseen capacidades revitalizantes, antiseborreicas y anticaspa.

Estos champús no hacen crecer el cabello, pero los componentes medicamentosos que poseen permiten enfrentar condiciones que muchas veces acompañan la caída del cabello. Algunos ejemplos: la dermatitis seborréica y la foliculitis.

Los champús tratantes suelen incluir tensoactivos proteéicos y proteínas que generan una película reparadora del cabello, la cual recubre y protege de los efectos nocivos que sufre el cuero cabelludo.

Utilizándolos se consigue mejorar la apariencia del cabello, obtener brillo y fuerza, ganar volumen, y también generar condiciones saludables que se complementan con otros productos para combatir la caída del cabello.

Cómo escoger un champú anticaspa

La caspa es otra forma de denominar la dermatitis seborréica, o seborrea, y específicamente la que afecta al cuero cabelludo. Se trata de una afección muy frecuente, tanto en niños como en adultos, independientemente de su raza o edad.

Las células del cuero cabelludo (al igual que todas las células de la piel) tienden a morir y a ser reemplazadas por otras. Ese es un proceso natural. En el caso de un cuero cabelludo sano, esto ocurre periódicamente, eliminándose las células muertas de forma discreta en el lavado o cepillado sin que se note.

La caspa básicamente presenta por una descamación excesiva de las células más superficiales del cuero cabelludo, que puede tener un origen diverso: cambios hormonales, una respuesta orgánica ante periodos de estrés o cansancio, etc.

Todo ello induce a un recambio celular aumentado. La escogencia de un champú anticaspa debe basarse en la condición del cuero cabelludo, la producción de grasa, si hay picazón, por lo tanto un champú formulado por un especialista dermatólogo es la mejor opción en este tipo de dermatitis. Muchas veces el uso del champú no es suficiente necesitándose además un tratamiento dermatológico.

Piel

FAQ 10

Pregunta Frecuente 10

Piel Sensible

Piel Sensible

La piel sensible natural: su piel es fina, clara, a veces un poco seca, se descama en superficie, enrojece fácilmente.

La piel sensible reactiva: el frio, el sol, el viento, los cuidados de higiene inadecuados, estropean su piel. Un peeling, una intervención láser, pueden ocasionar que su piel reaccione activamente.

La piel ocasionalmente sensible: una afección cutánea, tal como una dermatitis seborreica, un acné, rosácea, así como otras muchas situaciones activan la sensibilidad de su piel.

Cada tipo de piel, tiene su tipo de sensibilidad

Piel deshidratada: tirante y con sensación de malestar.

Piel seca y muy seca: pérdida de las funciones protectoras, aparición de arrugas.

Piel mixta o grasa: pequeñas zonas brillantes, sobre las aletas de la nariz, en lo alto de los pómulos.

Piel sensible al entorno: reacciona inmediatamente a la menor contrariedad. tirantez, picazón. La piel reacciona de forma excesiva al viento, al frio, al uso de productos inadecuados, a una limpieza muy enérgica o a las aguas de gran dureza.

A veces, esta sensibilidad es exagerada, la piel no se calma con ninguno de los productos hidratantes utilizados habitualmente. No soporta nada. Se transforma en alérgica. Desde ese momento su piel pica, esta tirante, presenta rojeces, se descama.

Hay determinados tratamientos dermatológicos (“peelings”, dermoabrasión, láser, retinoides orales y tópicos, productos ricos en vitamina C e hidroxiácidos) que pueden producir un estado de hipersensibilidad aunque solo sea temporal.

Las personas con piel seca tienden a tener la piel más sensible y esto se hace más patente en climas secos y durante la época de invierno.

La piel de los niños y de los ancianos suele ser más sensible, en el primer caso por la falta de madurez de las estructuras de la piel, y en el segundo por la atrofia secundaria al envejecimiento.

Hay zonas especialmente sensibles como son el contorno de los ojos y el cuello.

Conviene identificar determinadas enfermedades que condicionan una piel más sensible como son la rosácea, la dermatitis seborreica y otros eccemas.

En raras ocasiones la presencia de piel seca o que se enrojece con facilidad sin causa aparente puede deberse a una enfermedad interna, no propiamente de la piel, que debe ser investigada por el médico.

La evaluación por el dermatólogo es fundamental ya que con la interpretación de los datos que aporta el paciente, los hallazgos de la exploración física y, en algunos casos, las pruebas cutáneas, se puede llegar a identificar la causa.

El tratamiento de la piel sensible pasa en muchas ocasiones por evitar determinados productos que irritan o producen alergia, aunque en otras ocasiones se requiere un tratamiento específico en función de la causa. No puede decirse que los cosméticos con conservantes agravan el problema en todos los casos, dependen de la piel. Ingredientes como el Aloe Vera sirven para refrescar.

Protectores

Uso adecuado de Bloqueadores de sol

El protector solar es una loción, gel, spray u otro tópico que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición al sol. Ningún protector solar ofrece una protección 100% absoluta.

Hay dos tipos de protectores solares:

  • Filtros físicos: También son llamadas pantallas solar. Reflejan totalmente la radiación solar impidiendo que ésta penetre en la piel y produzca enrojecimiento, quemaduras, etc. Hay que aplicarlos en capa gruesa y las pantallas físicas son minerales como dióxido de titanio y oxido de zinc
  • Filtros químicos: Actúan absorbiendo la radiación solar y transformándola en otro tipo de energía que no resulte nociva para la piel. Dan lugar a los factores de protección solar (FPS).

Un buen filtro solar debe reunir las siguientes cualidades:

  • Buena capacidad de absorción de las radiaciones ultravioletas.
  • Resistencia a los agentes externos: sudor, agua.
  • No causar irritación a la piel.
  • Ser estable al sol.
  • Ser inodoro e insípido.

Factor de protección solar

El SPF (Por sus siglas en Inglés – Sun Protection Factor) tiene relación con la cantidad de radiación UV necesaria para causar enrojecimiento en la piel debido a la exposición al sol. El factor de protección es la cantidad de tiempo que puede estar expuesto al sol sin que este produzca enrojecimiento en la piel.

La única diferencia entre un bloqueador factor 15 y un factor 100 es el tiempo que dura el efecto de protección. Quien usa un factor 15 debe aplicárselo mas veces al día, y quien prefiere un factor 100 necesita usarlo menos veces al día y solo mide proteccion contra la radiación ultravioleta B, pudiendo quedar expuesto a la radiación ultravioleta A y a los rayos infrarrojos.

Un buen bloqueador debe:

  1. Tener filtros y pantallas de protección para todo el espectro solar lo que no solo evitara eritema (enrojecimiento) sino manchas y lesión malignas ( cáncer de piel)
  2. Buena Adherencia
  3. Buena Absorción
  4. Resistencia al agua

En la práctica, la protección de un protector solar en particular depende de factores tales como:

  • El tipo de piel de la persona ( grasa, seca, con manchas )
  • La cantidad aplicada de protector solar y la frecuencia de aplicación.
  • Actividades realizadas durante la exposición al sol (por ejemplo, nadar lleva a la pérdida del protector solar de la piel en menor tiempo).
  • Cantidad de protector solar que la piel ha absorbido

La elección de su protector solar dependerá de sus antecedentes personales con las quemaduras de sol y bronceado, tipo de piel, uso de otros medicamentos y las razones que tenga para usar un filtro solar.

Según la edad las recomendaciones son:

Niños

  • Uso después de los 6 meses
  • Mas pantalla que filtro solar
  • Antialérgico
  • Mayor adherencia a la piel

Jóvenes

  • Bloqueador no graso
  • Presentación gel o loción

Adultos

  • Según el tipo de piel

Adulto mayor

  • Bloqueador con hidratante por la tendencia del adulto mayor a la piel seca

Rosácea

¿Qué es la Rosácea?

La rosácea es una enfermedad común pero muy a menudo incomprendida, que se estima afecta a más de 45 millones de personas en todo el mundo. Afecta a personas de piel blanca mayormente personas de ascendencia europea noroccidental. Comienza como un eritema (enrojecimiento) en la parte central de la cara o en las mejillas, nariz, o frente, e infrecuentemente puede afectar el cuello y el pecho. Cuando la rosácea progresa, otros síntomas se pueden desarrollar como un eritema semi-permanente, telangiectasias (dilatación de los vasos sanguíneos superficiales de la cara), pápulas circulares enrojecidas (pequeños granos) y pústulas, enrojecimiento ocular, quemazón, ardor y picazón, y en algunos casos avanzados, nariz roja lobulada (rinofima).

Esta dolencia puede ser confundida y en algunos casos co-existir con el acné vulgaris y/o la dermatitis seborreica. La rosácea afecta a ambos sexos, pero es casi tres veces más común en las mujeres, y tiene una edad de desarrollo entre los 30 y 60 años.

Suele estar limitada a la cara, con afectación principal de la piel de las mejillas, nariz y frente. Se caracteriza por eritema persistente, telangiectasias, pápulas, pústulas e hipertrofia de glándulas sebáceas en grado variable. La forma más avanzada es el rinofima, caracterizado por una hipertrofia de la piel de la nariz.

Síntomas

En la rosacea aparecen erupciones en la cara en áreas de color rojo, con un aumento del tamaño de los vasos sanguíneos cutáneos (telangiectasias). La nariz aumenta su volumen y está enrojecida. Además aparecen otras lesiones en la piel de la cara como máculas, nódulos, pústulas pueden exudar y formar costras. Siempre aparece una sensación de acaloramiento y escozor ante diversos estímulos físicos.

Puede curarse la rosácea?

No existe una cura para la rosácea, pero se puede tratar y controlar. Con el tiempo, la piel puede lucir mejor. Un dermatólogo (el médico que se especializa en las enfermedades de la piel) frecuentemente atiende a los pacientes con rosácea. Existen varios tratamientos para la rosácea.

Aplicar antibióticos directamente sobre la piel. En otros casos se pueden usar antibióticos vía oral (por la boca).

Las pequeñas líneas rojas se pueden tratar con electrocirugía y con cirugía de láser. Para algunas personas la cirugía láser mejora la piel sin causar demasiadas cicatrices o daño.

A los pacientes con la nariz hinchada y con chichones se les puede remover parte del tejido extra de la piel para hacerla más pequeña. Generalmente los pacientes perciben que este proceso les ayuda con su apariencia.

Algunas personas encuentran que el maquillaje ayuda a ocultar el enrojecimiento de la piel.

2 Comments

  1. TANIA ALEXANDRA RODRIGUEZ PEREZ

    Responder

    Buen día
    Quisiera averiguar tengo en los parpados y en el contorno de los ojos unas acumulaciones de grasa que se ven como verrugitas y tiene bastante incomoda lo he consultado y me dicen que es acumulación de grasa que producto pudiera utiliar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *